pájaro naranja

12.21.2012

el ojo

mordiéndose la cola
el caimán es un ojo de cuero
en los esteros

y en el estanque recortado
que nace su contorno
apenas sin querer
un camalote florece


noche 2

y yo le pido perdón a la gaviota por no saber cantarla

y me muerdo los dientes por la espesura que es ese anhelo

es que si me invitara a perderme
mis cabezas, una por cada sendero
felices diábolos en fuga
en cada una de las ferias probando fortuna
cada vez más adentro en el bosque
cada vez más casita de obleas y dulces
para engordarme y comerme
mis cabezas solitas, en fila
manzanita en la boca
contentas y absueltas en el horno de lo que sería

ay, la voluntad de cachorro
si me invitara!

gaviota
raíz
campana tañida con espumas
faro bañado de todos los mares
sirena con piernas
cantada
de todas las mañanas

noche 1

escrito en vísperas del último día

sobre el lomo del humedal
que es el paso de los obreros de ojos de plomo
sobre el recuerdo vocifero
y rompo las malas zambas de las ancas de las ranas
para hacerlas chatas
con un silencio de perlas
collar reducido a un punto
en el mismo instante que tus pechos

pero volviendo al plomo:
casi tanto como querer y no poder
o como el pájaro frente a la olvidada puerta abierta
queriendo, pudiendo, y no sabiendo

ese ahogo de espacio
ese blanco infinito
esa cárcel que es el afuera y el futuro sin fronteras


12.11.2012

trigal

como una santa palabra,
remanso de aguas de trigo mecido
por el descanso del niñodios dormido

esta mañana continúa
desde el fondo claro del agua quieta

9.07.2012

.

Sólo la primer poesía que se escribe inmediatamente después de dar con el amor es la única verdadera.

viernes 27/9/12

siento carabelas en mí

algunas mañanas.

y trompetas superpuestas
pero ordenadas

que cantan la gloria
de algún triunfo legendario.

siento la paz del color celeste.

y mi canto retrocede, para sólo escuchar.

8.21.2012

.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
bruto cavernícola no la toco pues no sé hablar, me pongo a llorar
pero no me muevo pues no sé hablar

Los Niños Perdidos

pronunciarte es un movimiento
que estoy apresurado por prescindir

los tilos, los buenos de los tilos
siguen bebiendo mi orín para hacerlo jarabe

durante un patio de años
donde los niños abren dimensiones

son todos mis hijos
víctimas de la profilaxis

una nueva, que es Alba

claro que no la conocés
porque es mía, mía y de la noche
acaso mía y del viento
y de las flores nonatas de los cactos

me tiene acaudalado,
es tan difícil no moverse hacia su patio!

ahora la pintura
y no quiere saber recato
y no para de tragarse los colores

(una lágrima)

jamás me ha tocado
pero he escuchado de boca de ella
las más dulces variaciones de mi nombre

mi jardín y mis canarios

vino el cometa y me preparó el vestido de un modo conveniente.

le dije de todas formas este año no me decidiré.

quiso convencerme de que los inmortales se murieron todos
es bobo así, con el acento de las ballenas viudas.

una biblioteca para él escucha entonces.

todavía me reclaman mi jardín y mis canarios.

carga una promesa desde aquella partida.

cuánta labor.

ay! evolución!


hombre rana

el desmán que provocaste
se mordió la cola
y se rompió


tras


quedó mi cuerpo
apto para la vida


pero con un pero único
y anfibiológico






que el teléfono
maquinalmente será proclive a un hueco

hasta que estemos todos soñados

con el andar del panda
vaciar de pájaros las casas

darle vueltas a tu ombligo
canto de ranas, salvas de savia

medir los astros con los dedos

dormir en mí hasta que estemos todos soñados

18

no tendré mar ni asnos
tendré sólo una mano y las horas






sereno


como el árbol que elige su paso de danza para toda la vida

17

yo que nací para acunar princesas y que morí mordido por una hembra de dragón

desde mi muerte soy golondrinas










sube! viento tonto y amarillo!
la pareja sonriente te espera!


16

e b r i a s   h a d a s   e n   f a m i l i a s   c o m p l e t a s
n a c e n   u n   a b r a z o   a l   s a b i o

a l g u n a s   t í a s   r o j a s   e n   s u s   r e u n i o n e s   a n u a l e s
po r   al l í    m u r m u r a n   s u s   p e r f u m e s

15

un niño

con memoria de meteoro
desde un tobogán

ha hecho un cerco en torno a las hormigas
y las cuenta y se maravilla




la muerte retrocedió quemada por el pan

14

El sol estrellado a través de las hamacas.

La noche como una araña prendida
entre la hamaca y la tierra.

Entre la hamaca y el sol
un niño tienta a su pájaro.

13

a raíz de lo que escribo
surgen indios dorados
en caravana

son de mi memoria de tierra
y noche de lobo
cuando comía raíz de trébol
cuando mi nombre eran todas las cosas

estoy loco de hambre por atraparlos
y pinchar la mariposa borracha a la hoja

se escapa porque no es

como la palabra infinito

Los niños perdidos - 12

poesía blanca
                      mi hijo juega en la arena


y yo, que soy un niño perdido y de ojos claros

le alcanzo un molino
un pastor de ovejas

poesía que blanca un huevo mudo
mi hijo juega a través de un cuadro

Los niños perdidos - 11

un hijo trasotrohijo
como las líneas de pingüinos
hacia el blanco igual al blanco



y todos que ríen y hablan.



y todos que mueren y cantan.






un árbol arrancado caído sobre el pasto en crecimiento y los diálogos mudos que entre ellos se entretejen

Los niños perdidos - 10

el ojo de un dios sobre la vereda
la charla y la ruta al cáliz, desde la primera ebria

alcanza.

no es que yo.

pero los laberintos son mis favoritas vacaciones.

Los niños perdidos - 9

a tí





hembra de cuervo ahogada
te recojo las monedas de oro
que lanzan los querubines que tanto odiaste


y camino pájaro sobre los granos de tus palabras

Los niños perdidos - 8

el grave cisne
muerto
rostro de mil palabras

los pies avanzan, olor a laguna
y crecen como aletas de pez infierno

ahogo expandirme
como las nubes perforadas

Los niños perdidos - 7

desespera la nación
el hombre como una tropa se dirige a los confines del cuerpo
y no hay otoño que le alcance, se siente carbón:

luces,
días vendrán de témpera
donde desayunos toboganes!

pero.
cuándo?

cuando se fueron cuando volverán

a la señal de la dicha daré una vuelta en el aire y quedaré zumbando, suspendido.
la risa me sostendrá.


me haré un castillo
ya que no puedo amarme, sino a princesas
me haré un prado con yerba y polenta
un caballo con pan
con el hocico exacto para nombrarlo Pedro.

Los niños perdidos - 6

sobre el lomo de la gaviota me asomé.

sentía las plumas caricias tomar prestado mi rostro y sanarlo.

el mediodía coronado se proyectaba, y el recorte de la gaviota, amoroso como el centro de un pastel
hacía:

         ronda de bucles fideos de aire coqueteos de espuma mordidas de agua
                                                                                                           pintura de arena

remolón me tapé la nariz de plumas y la gaviota me peinó las cejas.

antes del alba toqué la guitarra, la gaviota me había sanado.

Los niños perdidos - 5


llamo a los hombres
que se reúnan en torno al ombú
llamo a la santa, llamo al gorrión, que se reúnan que es tarde de sol

4.09.2012

chimenea del muelle zig-zag

pesar hacia la espalda del cielo
como pesan ya los días ancianos
y entonces surgir del sueño
con el paso de una oruga estéril:

humo hecho de guirnaldas

4.05.2012

la espera

hasta donde yo sabía

no habías nacido aún

y esa era la razón de tu silencio

pero ahora

que se inclinó la mañana

y acunó tus párpados indecisos

un rumor de abadía en otoño

me bastaría

carola

era un alto en el cielo

                    cuando manaba                             

                                  tobogándose
                       
                                      mientras los cabellos                         
                                                                           del sol        
                                                                                            urdiendo sus batallas


y me decía

fue la dicha, como los juncos

estar presente a la famélica arquitectura
del salto de un gato!

posibilidad
de pulsar la reverberancia
de las manos
de los árboles

respira marina detenida
en el goce del baño de las rocas

gaviota contraviento, y perlada

siguiendo vacía
las posibilidades de la espuma

4.02.2012

horadar

(continuidad de la continuidad de los puentes)

horada la tierra
y reaparece más allá, esquiva

algunos humanos por su lomo conducen vehículos
o caminan

_______________________________________________

se
escapó
un
globo
.
.
.
.
.
.



expresión roja y redonda


desbocado como un niño desnudo
por la panza del día




allá va


nuestra sonrisa más cierta

marcha

arremeten las hormigas

reptan rayan rocas riman

hasta el suelo luego arriba

muchas tropas encaminan

presto pronto se aproximan

marchan riman las hormigas

abundante manta viva

reza rema la cigarra

marabunta que la agarra

cobran bromas con su cara

muerden sacan comen tragan

a llevarla toda a casa

y a comerse su guitarra

continuidad de los puentes

gritar con la letra
lo que la garganta abisma


quisiera partirme
ser al fin esta sed en expansión
liberada y desbocada



entre la llegada de un puente
y el nacer del siguiente
se oculta un puente inverso
conectándolos, acunando raíces

casamentero de sacerdotes
celestino de poetas
sacrificio para la víctima

una única serpiente monolítica
asomando ahora aquí
                                                     luego allá


diosa negra

casi que no
pero vinieron
como gaviotas negras
carroñeras del estiércol de la lobería
en un aletear sanguíneo
la letra
encarnada, afónica
en un atasco de años copiosos
atravesada
como lamento de tortuga mutilada
decirte,
cuánto decirte
que mi ocupación nunca fue el sexo de las ballenas
sino la pintura de los mares
hablarte, querida diosa negra
de los altares que mi madre
te construyó en los días del abrazo
treparte como a una estrella
beberte como una sierra
masticarme los pinos y los duendes
mientras me dejás montarte
a mí, esta letra de polvo,
loba sideral, hembra eterna
dios
es una mujer
y mamá decía que negra

01032012-1

derramado en granos
poseía la garganta y la barriga de la tormenta

avancé terrible, mientras al verme
cerraban los ojos
las llamas

las casas

los hombres



con el tiempo, huidiza
mermó mi túnica esmerilada
por la baba del amor


me quedé en los resquicios

observándote entre las pelusas
y las hormigas episódicas

2.09.2012

07022012-2

Suben una roca con una pierna
y con la otra arraigan, hasta el magma.

Se aferran de las orejas con una mano
y con la otra le acarician el ombligo a la luna.

Sugieren cuanto duerme,
                                                   susurrando
y con un canto vigoroso te llaman
                                                   con carabelas.

Te hacen diosa de madera
y víctima y cómplice
para no volver a ser jamás quienes eran:

todo un pueblo de evasiones
a la medida de tus caderas.

07022012-1

hoy te vas a llamar cazadora de luces
y entonces las palabras quedaban por el piso,
a partir de la entrada,
sólo mirarte los pasos: no hay lugar para albergarte cuando jugás.

las bocas llenas y por fin el recreo
mordiéndonos las manos para no gritar.


o quizás,
hoy te llames esa pestaña
y el día sea amarillo por eso
y un saludo muy cordial, quedamos al habla

y al acecho, otra vez.

2.07.2012

mantra

arrúllame Madre Oveja

téjeme un sueño para la noche entera

merienda

unos cuantos pájaros
piden mis ojos mudos


la ceremonia perdida de las meriendas


y saber que aquella era la última de todas

2.04.2012

_______________________________________________

esta isla en la que nos amamos no tiene idioma ni correo ni economía
sólo el espacio para el animal jadeante que somos antes de la siesta

_______________________________________________

(ahora el silencio, ahora el silencio, no arras caballito mío, no arras)

_______________________________________________

¿para alimentarme de la alegría de los perros?

¿para la espera ansiosa por mi nombre?

amigo creador
es que hay este agujero innombrable
de la orfandad combatida

y ninguna bandera

y para que aquel descanso,
abrazo de niño

tanto nada, casi llanto

dios es eso en lo que nunca pensar

mar

una vez fui a la flor

y esa vez
a la vez que las gaviotas

caravana

caravana
caravana
caravana

de gentes altas
con túnicas naranjas

desierto van sin camellos ni rostro

tengo cinco años y los veo con espanto

y los amo y pasan

se arriman y me miran

y no tienen voz

ni ojos

se pierden hilera

cada tantos años regresan

dios de los ponis

Aunque quiera ahogar a dios
termino por cantarlo.

Y a veces como un arrullo
hasta moviéndome como crecen las flores
o como sueñan los ponis
en el vientre materno.

03022012-5

la de la visita prohibida, deseosa de sortijas:
¿cuántas veces
el mismo fango de resoplos
y cada vez la misma dureza
y el mismo grito,
sobre todo en los gritos y los ojos abiertos
a ese permiso
derramar
y ese saberte redonda
por lo que dura la mentira?

03022012-4

¿y entonces qué queda del día?

¿una baba repulsa de pies reconcomidos?

no. La incesante
búsqueda de los hoyuelos perdidos
de tu cintura
por el cemento y el monstruo
que duerme roncando los truenos.
                                                           En                        el         silencio
                                                                                       
                                                                                                                                                        te   descubro
                                                                                                                                               



                                                                                                                                  otra vez.

03022012-3

                                      ¿estás ahí?

porque con tanto blanco
no te siento
hazme señales de color
y bailes rituales
amazona de los ombligos
terrestre y querida
que tus sandalias son
lo más real desde el sueñodentrodelsueñodentrodelsueño

03022012-2

hace tanto que no me digo mis hojas
que la savia duele
petrificada en
esputos y manjares y gritos triangulares
que vendrán
y si por aquellos tiempos
me llegas a ver
avisar que cada tanto me invierto
en este reptil los martes interesante

03022012-1

nadie más que yo
hay en este cuarto
y sin embargo
está lleno de presencias
que dicen fuegos
y amarran rayos
me amo (entonces)
no tanto por el fuego o el rayo
sino por ser tan sólo
una multitud de silencios