pájaro naranja

4.02.2012

diosa negra

casi que no
pero vinieron
como gaviotas negras
carroñeras del estiércol de la lobería
en un aletear sanguíneo
la letra
encarnada, afónica
en un atasco de años copiosos
atravesada
como lamento de tortuga mutilada
decirte,
cuánto decirte
que mi ocupación nunca fue el sexo de las ballenas
sino la pintura de los mares
hablarte, querida diosa negra
de los altares que mi madre
te construyó en los días del abrazo
treparte como a una estrella
beberte como una sierra
masticarme los pinos y los duendes
mientras me dejás montarte
a mí, esta letra de polvo,
loba sideral, hembra eterna
dios
es una mujer
y mamá decía que negra

No hay comentarios:

Publicar un comentario