pájaro naranja

8.21.2012

Los Niños Perdidos

pronunciarte es un movimiento
que estoy apresurado por prescindir

los tilos, los buenos de los tilos
siguen bebiendo mi orín para hacerlo jarabe

durante un patio de años
donde los niños abren dimensiones

son todos mis hijos
víctimas de la profilaxis

una nueva, que es Alba

claro que no la conocés
porque es mía, mía y de la noche
acaso mía y del viento
y de las flores nonatas de los cactos

me tiene acaudalado,
es tan difícil no moverse hacia su patio!

ahora la pintura
y no quiere saber recato
y no para de tragarse los colores

(una lágrima)

jamás me ha tocado
pero he escuchado de boca de ella
las más dulces variaciones de mi nombre

No hay comentarios:

Publicar un comentario