pájaro naranja

12.21.2012

noche 2

y yo le pido perdón a la gaviota por no saber cantarla

y me muerdo los dientes por la espesura que es ese anhelo

es que si me invitara a perderme
mis cabezas, una por cada sendero
felices diábolos en fuga
en cada una de las ferias probando fortuna
cada vez más adentro en el bosque
cada vez más casita de obleas y dulces
para engordarme y comerme
mis cabezas solitas, en fila
manzanita en la boca
contentas y absueltas en el horno de lo que sería

ay, la voluntad de cachorro
si me invitara!

gaviota
raíz
campana tañida con espumas
faro bañado de todos los mares
sirena con piernas
cantada
de todas las mañanas

1 comentario: